h1

Sexo y violencia en la Opera de Colonia.

julio 5, 2009
Tilman Knabe
Tilman Knabe

El Teatro de Ópera de Colonia se enfrenta a una ‘epidemia’ causada por un virus llamado, por lo que hasta ahora se sabe, Tilman Knabe, régisseur de la nueva producción de Samson et Dalila. Knabe ambienta su realización en Palestina, en la zona de Gaza y en nuestros días. Sansón es un colono judío, y Dalila una agente de la resistencia palestina, con lo que la ópera se convierte en una reflexión sobre el fanatismo y esas cosas que preferiríamos no saber. Según Pedro Luís Martín Olivares, la crudeza de la producción “con escenas de baños de sangre y violaciones” ha provocado que 28 de los 64 miembros del coro y elenco estable de voces hayan presentado la baja por enfermedad y que el teatro haya tenido que contratar nuevos cantantes para esta producción. 

La Ópera de Colonia es un buen ejemplo de la moda centroeuropea de las producciones que dan protagonismo al sexo y a la violencia, a menudo con gran crudeza e hiperrealismo. Personalmente recuerdo entre el rubor y la risa una producción de Salomé en esta misma Ópera de Colonia, que durante años fue una de mis anécdotas operísticas favoritas, junto con aquella vez que los policías de Johnny spielt auf –también en Colonia- bajaron del escenario para cachear más de lo aceptable, en una representación de Boris Godunov que dirigía Barenboim en la Unter den Linden de Berlín, cuenta Pedro Luís Martín Olivares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: